Kurzhaar
 

 



El Kurzhaar como toda raza de trabajo tiene que integrar ambas líneas.
Un perro que debe trabajar y mucho, necesita estar bien construido morfológicamente.
Esta opción, por lo general, encierra una gran mentira. O sea: se tiene perros que cazan y no están bien construidos o se tiene perros muy bellos que no trabajan.
En el caso del kurzhaar más difícil aun, dado que por su herencia genética, el abanico de trabajo es amplísimo. Teniendo la disciplina de trabajo sobre perdiz específicamente y la de trabajo integral, donde el perro es observado en el campo, en el agua, cobro de variadísimas piezas de caza, rastros de animales vivos y rastros de sangre.
Estas aptitudes de trabajo son evaluadas en las pruebas de trabajo integral, al estilo alemán.
Para semejante exigencia el perro debe estar construido de la mejor manera posible.
Línea superior excelente
Buenas y armónicas angulaciones
Paralelidad de los aplomos/extremidades
No demasiado largo
Cabeza y boca bien conformada
Equilibrio temperamental

A esto se le debe sumar una buena crianza.
Entiéndase por ello:
Buena alimentación de madre y cachorros. Buen cuidado sanitario (desparasitaciones y vacunación en tiempo y forma. Con excelentes productos veterinarios)
Buen contacto con el hombre.
Si el ejemplar no tuviera la armonía en algunos de los ítems morfológicos mencionados, lo obligaría a nivelar dichos errores con una descompensación de energía, produciendo desgaste y enfermedades prematuras.
Ej.: Una boca mal conformada le entorpece la acción de cobro.
Un ejemplar muy largo o con línea superior incorrecta, debe nivelar estas fallas con mayor fuerza en sus posteriores o esforzando sus manos. Además esto genera falta de elegancia en su movimiento.
Si el ejemplar hubiera padecido fallas en su etapa de cría: Esto le quita capacidad para desarrollarse correctamente a nivel morfológico y precocidad y rendimiento para realizar las tareas requeridas.
Este es el ABC para tener un excelente compañero tanto en la casa como en las variadas partidas de caza. Como criadora este es mi objetivo.
Desde ya no es fácil, pero tampoco imposible. Por ello siempre hay que seguir buscando el kurzhaar integro e ideal.


Marita Dellepiane de Berczely
Criadora de esta magnífica raza