Kurzhaar
 

Página
1 - 2



Marita Dellepiane de Berczely y su hija Vicky son las propietarias del Criadero Von Marienkamp. Dos hectáreas arboladas en el partido de La Plata, provistas de 12 caniles es el ámbito ideal donde crecen sus ejemplares de Kurzhaar, raza a la cual Marita abrazó con pasión desde hace cinco años.

Acompañada por Decio Salvatori (su handler desde hace dos años), compartimos una interesante charla sobre la crianza, exposición y desarrollo de la raza.

-¿Por qué Kurzhaar, Marita?

-        Es que entre las razas de perros de caza el Kurzhaar me conquistó por su nobleza y compañerismo. Es muy funcional, ya que muestra y cobra pluma y pelo tanto en tierra como en agua, además de poder seguir el rastro de jabalí o ciervo herido hasta que la presa cae. En Europa se los utiliza para buscar y arrear las piezas en los bosques hasta donde está su amo. Se debe destacar que en Europa se caza el jabalí con fusil. Todo muy distinto de aquí. Por eso hay que adaptarse primero a nuestra fauna, y las necesidades y gustos de nuestros cazadores. Es la forma en que el Kurzhaar logrará imponerse en la Argentina. Lo que no significa desvirtuar la raza sino adaptarse a nuestra realidad.

(Marita nos muestra fotos de una revista alemana donde el Kurzhaar también realiza el llamado “padrón” en el que, cazando en pareja, uno hace la muestra y el otro se para detrás en función de ayuda. En otra foto, un Kurzhaar se encuentra sentado al lado de un ciervo abatido emitiendo el aullido típico, por el cual le avisa a su amo la posición en que se encuentra junto a la presa. Compartiendo una mateada, dejamos a Marita saborear unos amargos al tiempo que continuamos con Decio quien, además de handler  de todas las razas, es adiestrador de perros de guardia).

      -Decio, ¿qué tiene de particular o distintivo la presentación de un Kurzhaar?

-Decio: Se ve mucho más lindo lograr que el perro vaya adelante en la pista. Pero hay mucha atipicidad en el handling de la raza. No se lo muestra como corresponde. En base al standard el handler tiene que adaptarse al mismo. Por ejemplo, el perro parado jamás tiene que sacar un “cuello de cisne” como un Dobermann, aunque así se lo vea “bonito”. Si no lo hace para cazar (que es su función de origen) tampoco hay que mostrarlo de esa manera. Lo que molesta es cuando gana un ejemplar que es mostrado de esa manera. Tampoco tiene que mostrarse con la cola levantada. Esta tiene que estar al mismo nivel o apenitas más arriba (Decio nos muestra dos fotos, una en la que está bien mostrado y otra en la que él mismo lo muestra con defecto. Lo dejamos ahora tomar mate a él)

-        En esta raza, ¿también hay diferencias entre “estilos” europeo y americano?

-        Marita: Sí. El de origen europeo es estructuralmente mucho más temperamental y pesado estructuralmente. En Alemania se aceptan todos los pelajes, desaconsejándose solamente la procreación con negro tapado. En EE.U.U. la raza la denominan German Shorthaired Pointer (Pointer Alemán Pelo Corto). Prefieren un perro más ligero, elegante y liviano, con carácter mucho más dócil. En los shows los americanos no aceptan ninguna variación de negro, aunque sí lo aceptan en las Pruebas de Trabajo. Actualmente se realizan tratativas para que el negro sea aceptado en las exposiciones de Estructura y Belleza.

-        ¿Para qué “línea” te inclinaste?

-        Marita: Como la mayoría de los verdaderos criadores, pienso que hay que buscar la excelencia. Lo que presentamos, tanto en show como campo, tiene que tener el objetivo de buscar el mejor reproductor de la raza. Por ejemplo, hay opinions de que tiene que ser un perro  “lento”. Para mí no es así. Un Kurzhaar tiene que tener la velocidad para definir una presa en pocos segundos (esto nos muestra el grado de sincronización entre su cabeza y su fino olfato). Es antiestético ver un perro de caza caminando en el campo sin agilidad ni pasión, o simplemente trotando desganado. La falta de espiritú en un perro es imposible de curar. Por otro lado, lo contrario se subsana con un buen entrenamiento.

(Marita no caza pero es la “fotógrafa” del campo. Su “ojo” le permite transmitir el galope tendido del Kurzhaar hasta que encuentra una emanación, clava las patas y “derrapa” con el cuerpo quedando, a veces, estaqueado con la cabeza de lado, inmóvil, mostrando a su conductor la presa. Mientras nos alcanzó una de las revistas alemanas de caza más difundidas – “Wild and Hund” -, su voz se enorgulleció mencionando que al realizar una nota su editor Sr. Rüdiger Klotz, quedó maravillado del trabajo de sus perros trabajando en el campo N. de la R.)

  Página 1 Ir a Página Siguiente >